En esta nueva entrada del blog, me gustaría profundizar en uno de los puntos que tratamos en el artículo que comenta, concretamente el referente al equipamiento.

Dentro del equipamiento, es importante disponer de ropa técnica y cómoda, que evite rozaduras, unos calcetines o medias técnicas que mantengan a nuestros pies alejados de la humedad, pero si hay algo en lo que debemos invertir nuestro tiempo y dinero es en las zapatillas más adecuadas que nos podamos permitir. Esto no significa que debemos despilfarrar el dinero y comprar el último modelo de la marca X o porque se anuncien en la TV.

Para ilustrar porque es tan importante el calzado dentro del equipamiento, utilice un símil en el artículo del blog: “LA MEJOR FORMA DE EMPEZAR A CORRER” donde intentaba poner un ejemplo, cuando decía que si un piloto de Fórmula 1 saliese a la carrera con unos neumáticos lisos para la lluvia, diríamos que es un irresponsable o más bien que ha cometiendo un grave error y sin embargo, cuando tenemos que tener cuidado de nuestro propio cuerpo y de nuestros pies, no somos tan cuidadosos. Los corredores ya iniciados, lo saben y sí tienen en cuenta este punto, pero otros muchos todavía no.

Por otro lado, existe algunos estudios recientes donde se habla de la conveniencia de que la zapatilla tenga una gran amortiguación o no, y de que el calzado minimalista o incluso correr descalzo, puede evitar lesiones, pero mi opinión es que o eres un experto deportista que va a realizar una adaptación muy… muy progresiva hacia este tipo de calzado y con la supervisión de especialistas reales o que si no es el caso, directamente, recomiendo una zapatilla con amortiguación y que acudan a un profesional para realizar un estudio de la pisada. Ambos aspectos son claves para evitar lesiones.

Aunque muchos no le den la importancia necesaria al estudio de la pisada, el pie es la parte del cuerpo humano que soporta todo el peso del cuerpo y es una estructura ósea muy compleja, formada por veintiséis huesos, treinta y tres articulaciones y más de cien músculos, ligamentos y tendones, cuya función permite al ser humano la capacidad de moverse sobre las dos extremidades inferiores (andar y correr), así como mantenerse erguido.

Han sido muchos los estudios que ya nos recomiendan elegir un calzado adecuado para andar, y si es algo recomendable para realizar la función de andar y mantenernos de pie, sobra decir que es tremendamente importante para correr.

Correr es un deporte de impacto. Se calcula que nuestro cuerpo recibe aproximadamente entre 10.000 y 15.000 impactos durante una hora corriendo. Si no hemos realizado un estudio de la pisada donde un profesional, haya analizado de que forma nuestro pie aterriza en el suelo, que parte lo hace primero, con que ángulo, como están nuestras rodillas y un largo etcétera de aspectos (edad, peso, etc.), nuestro cuerpo sufrirá esos golpes y podremos tener molestias y, sobre todo, lesiones, que se podrían haber evitado fácilmente con realizar un estudio de la pisada por profesionales.

Así que, si todavía no te lo has hecho, puedes contactar conmigo y te enviaré una invitación totalmente gratuita para la próxima sesión que organice… que no tardaré mucho en montarla.

¡La distancia entre querer y poder se acorta entrenado! El primer paso siempre es el más difícil, pero sólo por intentarlo, tu motivación se disparará ¿Quieres ponerte en forma? ¡No lo dudes, puedo ayudarte!

¡CONTACTA CONMIGO HOY MISMO!

¡Síguenos en redes sociales!